¿Qué es una cuenta de ahorro?

Por Renault Bank - 7 junio, 2021

Una cuenta de ahorro es un depósito de dinero que genera una cierta rentabilidad en forma de intereses. Se caracteriza por ser una buena manera de rentabilizar los ahorros, que crecen al tenerlos depositados en el banco. Es un producto bancario muy popular por todas las características y beneficios que ofrece. Sobre todo, entre la población joven, que ingresa en estas cuentas sus ahorros con un nivel de gasto limitado.

Las principales características de una cuenta de ahorro

El usuario que quiere saber qué es una cuenta de ahorro tiene absoluta disponibilidad de su dinero con un producto financiero de estas características. Esto quiere decir que la totalidad o una buena parte del dinero que se mantiene en una cuenta de ahorro se puede retirar en cualquier momento, y además sin penalizaciones.

Por otra parte, son depósitos que disfrutan de total protección. Cuentan, a la hora de depositar una cantidad, y al igual que en una cuenta corriente, nómina o depósitos a plazo fijo, con la protección del Fondo de Garantía de Depósitos, que garantiza hasta 100.000 euros por titular en caso de quiebra.

Algo que ocurre, por cierto, en Renault Bank. Al ser sucursal de una entidad francesa, nuestra Cuenta Contigo está garantizada por el Fondo de Garantía de Depósitos y Resolución Francés, que funciona igual que el Fondo de Garantía español o el de cualquier otro país de la Unión Europea.

Además, con las cuentas ahorro el cliente sabe siempre qué intereses gana. Y las entidades suelen suprimir a la larga las distintas comisiones de servicio y de mantenimiento, sobre todo en el caso de la banca online.

Cómo funciona una cuenta de ahorro

Una de las dudas más recurrentes a la hora de escoger un servicio bancario de esta categoría es cómo funciona una cuenta de ahorro. Los clientes se plantean no sólo los posibles beneficios y desventajas, también su funcionamiento.

Como hemos explicado antes, se trata de un producto que genera una rentabilidad o beneficio para los ahorros del usuario siempre y cuando los deposite en el banco. La remuneración, o el tipo de interés que genera una cuenta de este tipo, se asocia al monto ahorrado y al periodo en que se mantenga en el banco.

Además, existen distintas formas de cobrar los beneficios:

  • En función de la periodicidad: mensual, trimestral, semestral o anual.
  • En función del cobro: que podrá ser de manera uniforme, cobrando siempre el mismo porcentaje, o por tramos de saldo, con un aumento progresivo.

Tipos de cuentas de ahorro

En el mundo financiero hay distintos tipos de cuentas de ahorro. Unas ofrecen más o menos rentabilidad en función del tiempo y de la cantidad de ahorros, pero en el fondo todas rentabilizan tu dinero de una forma rápida y sencilla. Existen, a priori, dos tipos. Las dos cambian en función del perfil del cliente:

  • Cuenta a la vista: Como en la Cuenta Contigo de Renault Bank, generan intereses con la ventaja de poder retirar cualquier cantidad de manera inmediata. Los bancos que gestionan este tipo de producto no suelen imponer ningún importe mínimo para la creación de la cuenta. Tampoco exigen domiciliar ningún recibo.
  • Cuenta a plazo fijo: Como con el Depósito Tú+ de Renault Bank, ofrecen una alta rentabilidad sin perder la tranquilidad. Es cierto que el cliente adquiere un compromiso de permanencia, pero se compensa con una mayor remuneración (rentabilidad superior).

Ventajas de tener una cuenta de ahorro

Son muchas las ventajas que se le ofrecen al cliente con una cuenta de ahorro. Todas ellas se han mencionado anteriormente, pero pasamos a detallarlas ahora:

  • Tus ahorros crecen: Este es el principal beneficio de tener una cuenta de ahorro. Tu dinero depositado genera intereses en función del monto ahorrado y de la duración del depósito.
  • Controlas tu dinero: Con una cuenta de ahorro tienes acceso inmediato y sin complicaciones a tu dinero las 24 horas del día, aunque es una herramienta muy válida para ahorrar con un propósito específico.
  • Proceso seguro: Una cuenta de ahorro está completamente regulada. Las entidades financieras mantienen tu dinero seguro y asegurado hasta los 100.000 euros por depositante.
  • Trámites sencillos: Te sorprenderá lo fácil que es abrir una cuenta de ahorro. La mayoría de bancos piden requisitos mínimos, compatibles con las exigencias del usuario de tranquilidad y disponibilidad inmediata.

OTROS ARTÍCULOS