¿Cuál es la diferencia entre TIN y TAE?

Por Renault Bank - 10 junio, 2021

Conocer la diferencia entre TIN y TAE, es decir, entre el Tipo de Interés Nominal y la Tasa Anual Equivalente, es esencial de cara a la contratación de un préstamo o cualquier otro producto financiero. Debemos tener muy claro qué significa cada concepto para que no existan confusiones a la hora de tratar con nuestro banco:

  • TIN (Tipo de Interés Nominal): el TIN es el precio que la entidad paga al cliente por depositar su dinero en el banco. Se trata, por tanto, de un porcentaje que mide el tanto por ciento que recibe el usuario por ceder el dinero a su entidad financiera.
  • TAE (Tasa Anual Equivalente): a diferencia del TIN, que solo recoge la retribución que recibimos por depositar el dinero en un banco, la TAE tiene en cuenta también los gastos y las comisiones asociadas.

¿Es más fiable el TIN o la TAE

Esta es, sin lugar a dudas, una de las preguntas más comunes entre los clientes. El usuario de un producto financiero se cuestiona cuál de estos dos conceptos es más fiable cuando se enfrenta a la decisión de escoger un préstamo o depósito, y la respuesta es sencilla: la TAE es un indicador más fiable. Es así tanto a la hora de escoger un préstamo, porque sabemos cuánto nos cobrará el banco en comisiones, como a la hora de elegir un depósito, porque tendremos toda la información disponible de rentabilidades y de gastos y comisiones, en caso de existir.

¿En qué casos es mejor el TIN? ¿Y la TAE?

Como hemos mencionado anteriormente, el TIN es un indicador que cumple una labor informativa. En el fondo, el valor que de verdad le interesa usar o conocer al consumidor es la TAE. Esta tasa está compuesta por más variables, entre ellas el TIN, las posibles comisiones bancarias, distintos gastos asociaciones a la operación de apertura o de cancelación, etc. Si el banco nos ofrece un crédito hipotecario, por ejemplo, tendremos que fijarnos en la TAE antes que en el TIN en tanto en cuanto nos asegura una visión más clara y segura de cuánto nos acabará costando el crédito.

La TAE, por tanto, es un indicador útil para la comparación de ofertas en cuestión de hipotecas, préstamos o cualquier otro producto que exija que le entreguemos nuestro dinero al banco como contraprestación de un servicio. Es normal que, si queremos ahorrarnos el máximo dinero posible en nuestra operación financiera, queramos escoger el banco que nos ofrezca las mejores opciones.

Diferencia entre TIN y TAE en un depósito

Hasta ahora, tan solo hemos tratado la diferencia entre el TIN y el TAE en productos como hipotecas o préstamos. Pero, ¿qué ocurre cuando nos encontramos con estos dos conceptos a la hora de contratar un depósito  con el banco? En este caso, como somos nosotros los que prestamos el dinero al banco y no al revés, tanto el TIN como la TAE reflejarán los intereses con respecto al capital que se ha depositado en la entidad financiera. Indicarán el tanto por ciento que cobrará el cliente o usuario del producto financiero como contraprestación.

Aquí, al igual que antes, la TAE sigue siendo el indicador que más fiabilidad le aporta al cliente. Esto es así porque muestra todas las comisiones que puede cobrarse el banco. Cuando los usuarios quieran comparar las rentabilidades de los depósitos, esta tasa es mucho más fiable frente al TIN, que tiene una labor informativa. Este punto es esencial, puesto que algunos bancos ocultan la Tasa Anual Equivalente para no mostrar la totalidad de las comisiones que cobrará al cliente.

OTROS ARTÍCULOS

Conceptos bancarios

¿Qué es el tipo de interés?

Conceptos bancarios

¿Qué es la banca online?