¿Qué es un depósito a plazo fijo?

Por Renault Bank - 6 julio, 2021

Un depósito a plazo fijo, tal y como hemos avanzado en anteriores posts, es un producto financiero mediante el que un particular o una empresa deposita una cantidad de dinero en una entidad bancaria a cambio de una contraprestación. Se denomina “a plazo fijo”, o a plazo acordado, porque efectuamos el préstamo al banco durante un periodo de tiempo determinado para conseguir una remuneración.

El plazo estipula el tiempo que permanecerá inmovilizada la cantidad de dinero que hemos ingresado en el banco: un año, meses, etc. Los intereses, por su parte, se podrán percibir a la fecha de vencimiento o incluso antes, como es el caso del Depósito Tú+ de Renault Bank.

Características de un depósito a plazo fijo

Un depósito bancario a plazo fijo tiene una serie de características que lo diferencian de un depósito a la vista. Son las siguientes:

  • Los depósitos a plazo fijo tienen, como ya hemos visto, una fecha de vencimiento. Esto quiere decir que hay un plazo que determina cuándo se puede retirar el dinero del banco sin tener que pagar una penalización.
  • No tiene o no suele tener comisiones, a no ser que queramos disponer de nuestro dinero antes de esa fecha. Si finalmente procedemos a una cancelación anticipada, la comisión no será nunca mayor que el importe de los intereses.
  • En términos generales, estos depósitos suelen generar más rentabilidad que los generados por los depósitos a la vista. Esto es así porque el banco retiene tu dinero por un plazo mucho más amplio.
  • Es un producto de bajo riesgo. Se trata de una inversión donde la rentabilidad y el capital invertido están completamente asegurados. Estos depósitos suelen estar respaldados por el Fondo de Garantía de Depósitos con hasta 100.000 euros.

¿Cuál es la rentabilidad de un depósito a plazo fijo?

La rentabilidad de un depósito a plazo fijo aumenta siempre con el plazo. Es decir, cuanto más tiempo tengas tus ahorros inmovilizados, más rentabilidad te podrá aportar la entidad. Esto es así por lógica: el banco tendrá que pagar todo ese tiempo de no acceso a tu dinero.

Ahora bien, no todas las entidades financieras aportan las mismas ganancias. El porcentaje dependerá del mercado y de la necesidad de los bancos de captar fondos.

¿Cómo calcular los intereses de un depósito a plazo fijo?

Si, por ejemplo, ingresáramos 10.000 euros en un depósito con un plazo de un año y un tipo de interés del 0,65%, a finales de año obtendríamos una cantidad de 10.065 euros. Muchos bancos, como Renault Bank, tienen calculadoras propias con parámetros como importe a depositar, plazos e importe a recuperar.

Para saber cómo calcular los intereses de un depósito a plazo fijo, necesitaremos conocer cuánto dinero vamos a depositar, el plazo que permanecerá ese dinero en el banco y la tasa de interés, expresada en un porcentaje. Este porcentaje es lo que distingue a unos bancos de otros, pues unos prometen más rentabilidad que otros.

Ventajas de tener un depósito bancario a plazo fijo

Los beneficios de tener un depósito de estas características son ya conocidos, pero procedemos a exponerlos de forma esquemática aquí:

  • Inversión garantizada: como ya hemos expuesto, estos depósitos generan rentabilidad sin riesgo. Hasta los 100.000 euros, el Fondo de Garantía de Depósitos garantiza tu dinero en caso de quiebra por parte de la entidad financiera.
  • Contratación rápida y sencilla: es una de las características y ventajas de la banca online, que nos permite la contratación de cualquier producto financiero a través de un proceso súper sencillo y rápido.
  • Plazos flexibles: es cierto que adquirimos con el banco un compromiso de permanencia (plazo), por lo que hay que tener en cuenta que, a mayor plazo, más remuneración.

OTROS ARTÍCULOS