¿Cómo empezar a invertir?

Por Renault Bank - 20 octubre, 2023

En un momento determinado de nuestra vida empezamos a preocuparnos por nuestra salud financiera. Para llevarla de la mejor manera y solemos decantarnos por el ahorro. Sin embargo, en ciertas ocasiones, el ahorro no es suficiente para alcanzar nuestra meta. Por eso, en este artículo te enseñamos cómo empezar a invertir, con el objetivo de aumentar tu capital.

Factores a tener en cuenta antes de empezar a invertir

Si no sabes cómo empezar a invertir, a continuación, listamos algunos factores que debes tener en cuenta a la hora de estrenarte:

Define tu propio objetivo

Por lo general, las personas ahorran para comprarse un coche, una vivienda o prepararse para la jubilación. ¿Y tú? Esto es, precisamente, lo primero que debes pensar antes de empezar a invertir.

Es importante tener en cuenta que, para poder alcanzar tu objetivo, debes pensar en una meta realista, medible y, sobre todo, que esté basada en tu perfil. Aspectos como tu edad, situación laboral, experiencia en inversiones o patrimonio actual son factores de peso a la hora de determinar el horizonte temporal de la inversión y el perfil de inversor que eres.

Establece el horizonte temporal de tu inversión

En el mundo financiero existe un término que escucharás o leerás en múltiples ocasiones, sobre todo cuando investigues cómo empezar a invertir: el horizonte temporal de la inversión. Esta frase hace referencia al periodo de tiempo en el que tu dinero permanecerá invertido.

Dichos plazos pueden ser cortos o largos y, por lo general, se expresan en años. Establecer el horizonte temporal te permitirá filtrar los tipos de inversión más adecuados para ti, en función del objetivo que previamente hayas definido.

Identifica qué tipo de inversor eres

Conocer qué tipo de inversor eres también forma parte de los pasos que debes seguir para saber cómo empezar a invertir. En este caso, la calificación del perfil es bastante sencilla, solo deberás determinar que riesgos financieros estás dispuesto a asumir, el nivel de rentabilidad que esperas alcanzar asumiéndolos y el plazo de tiempo en que te gustaría que esa inversión fuera rentable.

Entre los tipos de perfiles de inversores que existen, encontramos:

  • Conservadores: solo apuestan por inversiones seguras, lo que quiere decir que no están dispuestos a asumir riesgos.
  • Moderados: pueden asumir algo de riesgo con el objetivo de mejorar la rentabilidad de sus inversiones.
  • Agresivos: quieren obtener los mejores y mayores beneficios, sin importar los riesgos.

Cómo empezar a invertir paso a paso

Teniendo completamente claros los factores descritos anteriormente, llega el momento de establecer una hoja de ruta para que empieces a invertir:

  • Define tu capital inicial
    A diferencia de lo que muchos piensan, no es necesario tener grandes cantidades de dinero para empezar a invertir. Según tu horizonte temporal y tu perfil, previamente definidos, podrás determinar cuánto dinero estás dispuesto a invertir.
    Desde Renault Bank te recomendamos empezar por pequeñas cantidades de dinero, con el objetivo de que des tus primeros pasos en el sector de forma segura y empieces a conocer todo lo relacionado a las inversiones que más te favorecen en este momento de tu vida. A medida que vayas aprendiendo más acerca de cómo invertir, podrás incrementar los montos que inviertes.
  • Encuentra el producto más adecuado para ti
    Con ayuda profesional o sin ella, actualmente puedes invertir tu capital incluso sin moverte de casa. Nuevamente, es indispensable que evalúes tu situación actual para determinar el producto que más te conviene.
    Por lo general, los primeros inversionistas apuestan por acciones, fondos de inversión y depósitos. Sin embargo, existe un universo de instrumentos financieros que se adaptan a cada persona.
  • ¡Invierte en él!
    Ha llegado el momento que tanto tiempo llevabas esperando. Tienes tu objetivo claro, conoces qué tipo de inversor eres y cuál es el vehículo financiero ideal para ti, así que solo queda que realices esa transferencia o hagas ese clic que te permitirá comenzar en el mundo de las inversiones y medir su rendimiento.
  • Mide y decide
    Es recomendable realizar un seguimiento constante de nuestras inversiones, con el objetivo de medir su rentabilidad y tomar decisiones que nos permitan continuar invirtiendo en ese método o apostar por otro. Por supuesto, esta medición dependerá del producto que hayas seleccionado.

Productos recomendados para empezar a invertir

Ahora que sabes cómo empezar a invertir, queremos compartirte algunos de los productos financieros que pueden servirte para poner en práctica tus conocimientos:

Acciones

Comprar acciones es una de las formas más comunes de empezar a invertir. De hecho, aunque no lo parezca, no necesitas millones de dólares o euros para comenzar.

Este procedimiento consiste en invertir dinero en una acción; es decir, una parte del capital social de una empresa. Las acciones son fáciles de comprar y vender; además, son consideradas una de las  inversiones más seguras en el largo plazo.

Fondos de inversión

Continuando con las inversiones seguras a largo plazo, nos encontramos con los fondos de inversión, los cuales son populares entre los inversionistas particulares que también están iniciándose en el sector. En este caso, invertir en un fondo te permite maximizar tus ahorros, al participar junto a otros individuos que invierten su dinero en cualquiera de los fondos de inversión que existen; ya sean globales, de renta fija, variable o mixta.

Depósitos bancarios

Finalmente, si lo que buscas es un producto financiero que te ofrezca la posibilidad de obtener la mayor rentabilidad de tu dinero a corto plazo, deberías apostar por los depósitos bancarios. Su procedimiento es muy sencillo: una persona deposita cierta cantidad de dinero en una cuenta bancaria que, tras un plazo definido con anticipación, le permita conseguir cierta remuneración.

Los depósitos bancarios son conocidos como “plazos fijos”, precisamente porque el banco mantiene tu dinero durante una cantidad de tiempo previamente acordada. Así, puedes ganar intereses de una forma 100 % segura.

Si entre todas las opciones que te hemos presentado para que sepas cómo empezar a invertir, el depósito bancario es la que más te ha llamado la atención, ¡tenemos buenas noticias! En Renault Bank te ofrecemos la posibilidad de obtener rentabilidad cada tres meses, a través de nuestra cuenta Depósito Tú+:

  • Sin gastos ni comisiones.
  • Pago trimestral de intereses.
  • 3,44 % TAE contratando el depósito a 24 meses.

OTROS ARTÍCULOS

Finanzas personales

Formas de ahorrar dinero