¿Dónde invertir 30.000 euros sin riesgo?

Por Renault Bank - 3 mayo, 2023

Invertir 30.000 euros

Como es una cantidad nada desdeñable, hay que tener mucho cuidado a la hora de invertir 30.000 euros. Más, si son los ahorros de mucho tiempo y estás pensando en tu futuro.

A la hora de pensar dónde invertir 30.000 euros sin riego, debemos tener claro que el riesgo es inherente a la inversión, no existe inversión sin riesgo. Pero no invertir también tiene riesgo. Por baja que sea la inflación, lo habitual es que tu dinero vaya perdiendo valor a lo largo del tiempo si lo dejas estático.

La actualidad económica va a condicionar la forma en la que inviertes tu dinero, tanto como lo hace tu valor neto o el perfil de riesgo asociado a tu edad y objetivos financieros.

¿Dónde invertir 30.000 euros sin riesgo?

Antes de saber dónde invertir 30.000 euros sin riesgos, si esa cantidad es todo tu dinero te recomendamos no invertirlo de golpe. Lo primero es apartar una cantidad que en función de las finanzas de cada uno será mayor o menor. Lo ideal es apartar una cantidad equivalente a 8-12 meses de gastos.

Si ya tienes ese colchón, tampoco es aconsejable invertir los 30.000 euros de una vez. Es mejor invertirlo poco a poco a lo largo de meses, o al menos dejar un 10-20% en liquidez para posibles oportunidades que dé el mercado.

Hoy en día existen muchas opciones en las que invertir nuestro dinero: microcréditos, mercado inmobiliario, acciones, fondos de gestión pasiva, fondos de inversión activa, ETF´s de materias primas o sectores concretos. Para elegir entre ellas hay que tener en cuenta varios factores:

 

  • La edad: cuanto más lejos estés de la jubilación más recomendable es escoger un perfil de más riesgo y cuanto más cerca estés de la jubilación, o de empezar a sacar dinero, puede ser más interesante tener una parte en renta fija.
  • La fiscalidad: No hay que olvidar que los impuestos son un factor que está ahí y que no debemos perder de vista. Cada vez que realices una venta tendrás que pagar a Hacienda un 19 %, 21 %, 23 % o 26 %. Fiscalmente, el producto que más te interesa como inversor particular son los fondos de inversión por su ventaja de poder traspasar de uno a otro sin tener que pagar plusvalías.

Además de tener en cuenta estos consejos también existen varias formas de invertir:

Invertir en fondos de inversión:

Es la mejor opción para personas sin conocimientos financieros o con poco tiempo para seguir sus inversiones. Fiscalmente es la opción más óptima puesto que puedes traspasar de un fondo a otro sin pagar impuestos. Puedes implementar estrategias como la inversión en dividendos a través de fondos. Se adaptan bastante bien al perfil de cada uno puesto que puedes invertir en renta fija, mixta o variable sin necesitar grandes cantidades con las que empezar.

Invertir en acciones

El primer paso para invertir 30.000 euros en acciones es decidir en qué tipo de acciones quieres hacerlo:

  • Acciones de crecimiento:empresas con un potencial de rentabilidad superior a la media por sus modelos de negocio dinámicos y sus crecientes flujos de caja.
  • Acciones de valor:tienen una valoración baja en relación con sus homólogas o su sector y pueden ofrecer un punto de entrada atractivo en el mercado con un riesgo menor.
  • Valores que reparten dividendos ofrecen a los inversores pagos periódicos procedentes de los beneficios de la empresa, al tiempo que proporcionan exposición a la renta variable subyacente a lo largo del tiempo.

Además, es importante considerar la diversificación entre distintos activos y sectores. Repartir la inversión entre varios valores de distintos sectores, lo que te protegerá de la volatilidad del mercado y te permitirá una forma más segura de aprovechar las ganancias potenciales de cada sector o clase de activo.

Bonos

Existen distintos tipos de bonos disponibles como son los bonos corporativos, los bonos gubernamentales, los bonos municipales, los bonos denominados en divisas y los bonos basura de alto rendimiento. Cada tipo tiene sus propios riesgos y beneficios asociados.

El tamaño de la inversión determinará qué tipo de bono debe utilizarse. Por ejemplo, las grandes inversiones pueden ser más adecuadas para bonos gubernamentales o corporativos, mientras que las cantidades más pequeñas los son para bonos municipales o bonos basura de alto rendimiento.

También es importante tener en cuenta el tiempo que vamos a mantener nuestro dinero invertido para obtener un rendimiento de su inversión a lo largo del tiempo. Los bonos con vencimientos más largos suelen tener rendimientos más altos, mientras que los bonos a corto plazo pueden proporcionar plusvalías.

ETFs

Invertir 30.000 euros en ETF puede ser una excelente manera de generar rendimientos a lo largo del tiempo. Son un tipo de producto de inversión que sigue un índice subyacente y ofrece a los inversores exposición a múltiples clases de activos, como acciones, bonos, materias primas, etc.

La ventaja de invertir en ETF es que se obtiene una exposición diversificada a costes más bajos que si se compraran acciones individuales o fondos de inversión.

Depósitos bancarios

Es una forma segura y fiable de hacer crecer tu dinero, con el incentivo añadido de obtener altos rendimientos. Lo primero que hay que hacer es decidir qué tipo de depósito vas a utilizar y analizar las opciones específicas disponibles. Al elegir un banco, es importante tener en cuenta las características de cada cuenta y compararlas para encontrar el mejor tipo de interés y otras ventajas ofrecidas.

El Depósito Tú+ es la opción de ahorro de Renault Bank que te aporta una rentabilidad trimestral superior a la media ofrecida por otras entidades españolas.

Se trata de una cuenta “a plazo fijo” que rentabiliza tus ahorros a cambio de que los mantengas en la entidad durante un período de tiempo determinado. En concreto, Renault Bank te premiará con un Tipo de Interés Nominal (TIN) del 3,40 % (3,44 % TAE) a cambio de que respetes un período de permanencia de 24 meses, en su Depósito Tú+.

Start Ups

Una start up es una empresa innovadora o una idea de negocio que aún no se ha desarrollado completamente ni se ha probado en el mercado. Este tipo de empresa tiene un factor de riesgo más elevado que otras empresas más consolidadas, pero también ofrece potencialmente mayores beneficios si tiene éxito.

Cuando se invierte en start Ups, debemos investigar las inversiones potenciales antes de comprometer fondos. Según la fase de la start-up, los inversores pueden tener distintos niveles de acceso a la información sobre las finanzas y las operaciones de la empresa. Es importante evaluar el potencial de crecimiento de la empresa, así como sus perspectivas de futuro.

Mercado inmobiliario

Con la estrategia adecuada, el invertir en bienes inmuebles puede ser una forma excelente de generar ingresos pasivos a partir del alquiler de propiedades y plusvalías cuando más adelante se vendan.

Después de saber qué tipo de rentabilidad esperas obtener, es el momento de decidir la estrategia a seguir: vender propiedades para conseguir beneficios rápidos, alquilar propiedades para obtener un flujo de caja constante o una combinación de ambas.

El mercado inmobiliario puede subir o bajar con el tiempo, pero los expertos consideran esta inversión de riesgo bajo-medio, ya que en el largo plazo suele acompañar a la inflación general y por tanto es una vía interesante de conservar capital. Si además lo alquilamos para obtener una rentabilidad, la misma suele rondar el 5% anual. Es importante evaluar las cargas fiscales ya que son diferentes según el tipo de propiedad y la comunidad autónoma.

Criptomonedas

Las criptomonedas continúan en auge. A día de hoy el Bitcoin se valora por más de 20,000 dólares y se vuelven a ver indicios de un inicio de mercado alcista en varias monedas. La burbuja de 2017 y su posterior implosión, ha creado grandes ganadores y perdedores en este sector. Siendo una industria aún naciente, si bien el riesgo es muy alto, la potencialidad hacia arriba podría ser importante.

Razones para invertir 30.000 euros

Invertir 30.000 euros puede ser una forma estupenda de hacer crecer tu patrimonio y generar ingresos pasivos. La justa estrategia puede proporcionar rendimientos a largo plazo y revalorización a lo largo de los años.

Si tienes ese dinero y estás considerando invertir, aquí te presentamos cinco razones por las que podría ser una buena idea hacerlo ahora:

  1. Mayor estabilidad económica. Esto significa que hay menos probabilidades de que se produzcan grandes fluctuaciones en los mercados y que los inversores puedan obtener rendimientos más estables.
  2. Mayor diversificación. Invertir en diferentes instrumentos financieros te permite diversificar tu cartera y reducir el riesgo de pérdida.
  3. Mayor rendimiento a largo plazo. Aunque no se pueden garantizar los rendimientos de la inversión, se considera que a largo plazo, la inversión suele generar mayores rendimientos que el ahorro en una cuenta bancaria.
  4. Mayor control sobre tu futuro financiero. Al invertir, puedes tomar decisiones sobre cómo quieres que se utilice tu dinero y en qué quieres que se invierta. Esto te da mayor control sobre tu futuro financiero y te permite planificar tus objetivos a largo plazo.
  5. Mayor oportunidad de crecimiento. Invertir en 2023 te da la oportunidad de participar en el crecimiento de las empresas y los mercados en los que inviertes. Esto puede ayudarte a obtener un mayor rendimiento a largo plazo y a aprovechar oportunidades de crecimiento.

Si quieres saber más sobre cómo y dónde invertir tus ahorros, pincha aquí.

OTROS ARTÍCULOS

Finanzas personales

¿Cómo ahorrar para un viaje?

Finanzas personales

5 consejos para ahorrar dinero