Invertir en bolsa: ¿Qué es?

Por Renault Bank - 28 julio, 2023

La primera opción que, quizás, pasa por tu cabeza cuando piensas en invertir parte de tus ahorros sea la bolsa. La compra y venta de valores es la gran protagonista de los mercados financieros. Pero ¿entiendes qué es y cómo funciona la bolsa? ¿Conoces qué pasos debes seguir para empezar a invertir o las comisiones asociadas? Te ayudamos a responder a estas y otras preguntas clave.

¿Qué es la bolsa?

La bolsa, también conocida como “bolsa de valores” es un mercado organizado donde se efectúan transacciones públicas de compra y venta de valores, como acciones, bonos y otros activos financieros. Es decir, un lugar que pone en contacto a empresas y administraciones que buscan financiación con ahorradores (particulares o institucionales) que quieren invertir su dinero a cambio de rentabilidad. Estadísticamente, la bolsa es uno de los tipos de inversión más rentables a largo plazo.

La principal función de la bolsa en la economía de un país es permitir que las empresas consigan dinero para desempeñar su actividad. De esta forma, las compañías crean o emiten acciones (partes iguales entre sí en las que se divide su capital social) y las venden a los inversores. A través de la compra de acciones, cualquiera puede convertirse en propietario de un porcentaje de la empresa. Si quieres saber cómo comprar acciones, te lo explicamos aquí.

Es un mercado donde se compran y venden títulos de renta variable y de renta fija, desde acciones de empresas cotizadas hasta deuda pública y privada. Además, conviven con otros valores como los fondos de inversión, productos derivados o estructurados. Estas transacciones son realizadas por intermediarios autorizados, los agentes o corredores de bolsa, que cobran a cambio una comisión.

Seguro que alguna vez has escuchado términos como bróker y ‘trader’. Precisamente, el bróker es este intermediario financiero, que puede ser un corredor de bolsa o una compañía de inversión. Por su parte, un ‘trader’ es un operador que se dedica a comprar y vender acciones, a través de la plataforma que proporciona el bróker.

El precio de los títulos varía en función de la oferta y la demanda en cada instante. Si hay más inversores que desean comprar acciones de una determinada empresa en lugar de venderlas, el precio de sus acciones subirá. En cambio, si hay más gente interesada en vender sus acciones que en comprarlas, su precio bajará.

La bolsa cumple una función esencial en el crecimiento de toda economía, puesto que canaliza el ahorro hacia la inversión productiva. Es un instrumento de financiación para las empresas y de inversión para los ahorradores.

En España existen cuatro bolsas de valores, las de Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia. Todas ellas son supervisadas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Si quieres saber detalladamente cómo invertir en la bolsa de valores, pincha aquí.

Cuándo invertir en bolsa

La bolsa es uno de los mercados financieros más populares donde se negocian acciones de distintas empresas de todo tipo de sectores de actividad, que fluctúan en función de una amplia variedad de variables: la evolución de la economía, los tipos de interés, las perspectivas de negocio de la propia empresa, tensiones geopolíticas… Entonces, ¿cuándo es el momento ideal para invertir en bolsa? 

Lo primero que debes hacer antes de empezar a invertir en bolsa es organizar tus finanzas. Saber cuáles son tus ingresos, gastos, ahorros y deudas… y así sabrás con certeza si cuentas con los recursos para invertir en un mercado bursátil. Además, te servirá para tener una planificación económica a futuro, ya que la bolsa es considerada un tipo de inversión a medio y largo plazo.

Además, antes de invertir, es importante saber cuáles son tus necesidades y objetivos financieros:

  • ¿Cuál es mi objetivo financiero? Por ejemplo, ¿quiero constituir un fondo de seguridad para ampliar mis ahorros? ¿O por el contrario mis ahorros ya son suficientes y estoy en disposición de acumular capital tomando algún riesgo?
  • ¿Cuál es mi horizonte de inversión? 5 años o 10 años. Un error muy común es invertir ahorros que podemos necesitar en el corto plazo. Si el dinero ahorrado lo puedo necesitar antes de los 2-3 años ¡es mejor no invertirlo!

Conocer tu perfil de inversor debe ser un paso previo a la decisión de invertir en bolsa del principiante. Además, es clave tener en cuenta estos consejos:

  • Mantén tu poder adquisitivo

Uno de los aspectos que debes de tener en cuenta cuando inviertes a largo plazo es la inflación. La inflación provoca que tu dinero valga menos, por lo que, si la cantidad que has conseguido es relativamente baja, es decir, si se encuentra por debajo del nivel de inflación, habrás perdido dinero.

La solución para que esto no suceda es tratar de batir esa inflación. Si buscas invertir en bolsa a largo plazo, no basta con mantener el dinero. Es necesario conseguir, como mínimo, un rendimiento superior a la inflación. Si estás interesado en saber dónde invertir con inflación alta, pincha aquí.

  • Considera el panorama mundial

Conocer la situación actual y tratar de adelantarse un poco al futuro es fundamental a la hora de invertir en bolsa a largo plazo ya que siempre se da algún fenómeno que altera los mercados.

Es complicado prever que puede pasar en el futuro, pero sí que tenemos la información del pasado para afrontarlo. Disponer de información siempre ha sido de una gran ayuda a la hora de invertir y lo mismo sucede con el largo plazo.

Estudia el mercado y busca el mejor momento para invertir. No tengas prisa, trata de analizar la situación y valora todas las opciones. Una inversión a largo plazo no es una inversión que se pueda retirar, así como así, por lo que es importante estudiarla con detenimiento. Si necesitas saber cómo hacer una inversión segura a largo plazo, te lo explicamos aquí.

  • Invertir en bolsa a largo plazo, diversifica tus inversiones

Una forma inteligente de poder afrontar la incertidumbre de la que hemos hablado en el apartado anterior es diversificar las inversiones.

Esta es una de las maneras más seguras de invertir. Evidentemente, es probable que obtengas menos beneficio, pero también es más fácil no tener pérdidas. Combinar diferentes empresas, sectores, tipos de activo o zonas geográficas es una estrategia para que todo el capital no quede expuesto a un mismo mercado.

Procura diversificar tus valores y si eliges invertir en uno más arriesgado, trata de hacerlo también en uno más conservador para poder compensar las posibles pérdidas.

  • ¿En qué mercados y valores debes invertir?

La bolsa refleja las realidades y expectativas empresariales y, por lo tanto, la situación económica de un país. Desastres ambientales, crisis políticas o conflictos bélicos, entre otros, son factores que pueden afectar el desempeño de las compañías y que se refleja en la cotización de sus títulos en bolsa.

También puedes optar por aquellos productos financieros que, además de ofrecerte rentabilidad, tienen un impacto positivo en el entorno. Se trata de inversiones sostenibles que tiene en cuenta criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo, ESG, por sus siglas en inglés.

En cuanto al tipo de activo financiero en el que invertir, es algo que dependerá, principalmente, de tu capacidad de inversión y perfil de riesgo. Es decir, de cuánto tiempo estás dispuesto a esperar para obtener ganancias y en qué momento, así como cuánto dinero estás dispuesto a perder. A través de las acciones, por ejemplo, puedes beneficiarte de posibles resultados positivos de una compañía a mediano y largo plazo al mismo tiempo que puedes vender tu participación en el momento que necesites liquidez. En cambio, en productos como los bonos, existen plazos establecidos para la devolución de las ganancias y el capital invertido. Generalmente entre 5 y 10 años.

Ahora, ya sabes qué es la bolsa y cómo y cuándo invertir para tener éxito. Pero si estás interesado en saber cómo sacar mayor rentabilidad a tu dinero ahorrado, no olvides echar un vistazo a los productos de ahorro de Renault Bank:

  • Cuenta Contigo: Una cuenta a la vista que te permite rentabilizar tu dinero de una forma rápida y sencilla, sin letra pequeña y con total transparencia. La cuenta de ahorro de Renault Bank sin comisiones ni gastos asociados.
    • 2,73 % TAE. Sin gastos ni comisiones.
    • Sin gastos ni comisiones asociados.
    • Sin obligación de domiciliar ningún recibo.
    • Con tu dinero siempre disponible.
    • Pago mensual de intereses.

Un producto que cuenta, además, con la protección del Fondo de Garantía de Depósitos y Resolución Francés, que garantiza hasta 100.000 euros por titular en caso de quiebra. Contrata tu Cuenta Contigo.

  • Depósito Tú+: La opción de ahorro de Renault Bank que te aporta una alta rentabilidad, con pago trimestral de intereses, sin gastos ni comisiones asociados. Contrata tu Depósito Tú+.
    • 3,44 % TAE contratando el depósito a 24 meses.
    • Pago trimestral de intereses.
    • Sin gastos ni comisiones.

OTROS ARTÍCULOS

Conceptos bancarios

¿Qué es la firma digital?

Conceptos bancarios

¿Qué es un fondo de emergencia?